La culpa de todo



Siento culpa ante la depresión ajena, culpa cuando digo que “no” a algo, culpa cuando mi felicidad deja afuera a los otros y culpa cuando quiero tener una vida propia.
Y aunque no me crean, a veces siento un poco de culpa por sentirme feliz y pensar que la vida es bella, y que no todo es tan complicado.
Pero basta de sentirme culpable. Cuando peleamos (con mamá), la culpa no es sólo mía (ni sólo de ella, es probable).
Ni tengo la culpa de que mis padres también sientan culpa ni de que me hagan sentir culpable (¿o soy yo la única culpable de sentirme culpable?).
No importa de quién es la culpa. Lo único que importa es que dejemos de sentirnos culpables.

7 comentarios:

Designer dijo...

Clara me parece muy interesante tus puntos de vista y tu forma de expresarlo, es algo que no nos enajena asi que mas de uno puede sentirse identificado con el contenido, te deseo mucho exito en este emprendimiento...

Anónimo dijo...

Soy Rubèn otra vez. Y te sugiero cambiar la palabra "culpa" por "responsabilidad" aunque a los intereses de tu libro estarìa bien . Mi sugerencia es en cuanto a tu mundo interno. Cada vez que halles la palabra culpa cambiala por responsabilidad y vas a ver como se alivianan las cosas del mundo

Pam dijo...

me gusta (: muy interesante todo!

exitos! (:

un abrazo..

susana dijo...

Claraaa!!! leyéndote compruebo, tu sensibilidad, cosas en común, el estigma de las culpas, el preguntarnos cuáles son los parámetros de normalidad...seguiré conociéndote a través de tus relatos, bonita princesa, Un gran abrazo, y desde ya soy seguidora y admiradora de tu blog, y de toc-toc!!

Clara Castillo dijo...

Designer: lindas palabras, gracias. :)
Rubén: te agradezco tu consejo. ;)
Pam: me alegro mucho de que te guste. :P
susana: GRACIAS, GRACIAS!! :)
Saludos a todos
Clara

*Mildred ILona* dijo...

Muchas gracias por tu comentario Clara, muy pocas personas visitan mi blog y que decir de quienes sabe que tengo uno, soy periodista, al menos estoy a punto de serlo jeje!! me falta sólo un año para titularme.

Lei casi todas tus entradas, me parecieron super interesantes, y sobre el tema de la culpa ufff!! es todo un temazo, (por experiencia propia) llega un momento en que tarde o temprano, en que te das cuenta que la culpa es una gran PERDIDA DE TIEMPO y sobre todo de energía, no te lleva a ningún lugar y generalmente, lo único que provoca es desazón en el alma y mal sabor en la boca...y como dice tu amigo Rubén, a esa culpa dale un giro y conviertela en responsabilidad, no sólo cambiale el nombre sino que vive ese sentimiento de forma diferente, buscando el esquivo equilibrio, que si no se puede lograr al menos se puede estar más cerca...ánimos y vamos que se puede!!! =)

Ojalá leas el resto de mis escritos y me des tu opinión...que estes muy bien y éxito en todo.

Mildred Ilona =)

Clara Castillo dijo...

Mildred Ilona: gracias por tus palabras! He hecho un gran cambio dentro de mí con respecto a la culpa, pero no puedo adelantarte nada porque forma parte de mi libro. :o)
Un cariño
Clara